52 Semanas de Oración 2022

IMG_2802.PNG

Pero gracias a Dios, que aunque ustedes eran esclavos del pecado, se hicieron obedientes de corazón a aquella forma de doctrina a la que fueron entregados, y habiendo sido libertados del pecado, ustedes se han hecho siervos de la justicia.
Romanos 6:17-18La historia pinta una imagen terrible de una etnia ubicada en Malasia y Filipinas llamada los bangingi sama. Hace cientos de años, esta etnia musulmana capturaba esclavos para venderlos a los poderes dominantes de la época. A lo largo de la costa noroeste de la isla de Mindanao en Filipinas, todavía se pueden encontrar antiguas ruinas de torres de vigilancia musulmanas erigidas para explorar el océano en busca de comerciantes de esclavos bangingi. Históricamente, los bangingi se han resistido a las buenas nuevas de salvación. Geográficamente, son muy difíciles de alcanzar, los extranjeros son renuentes a entrar a sus regiones y existe una fuerte oposición al evangelio. Entre los más de 150,000 bangingi que viven en Filipinas y Malasia, solo hay unos 25 creyentes.